domingo, 30 de septiembre de 2007

Max Weber

La propuesta básica de Max Weber es que la sociología debe interpretar a partir de nexos racionalmente comprensibles de la acción. Debe crearse una sociología comprensiva, que establesca diferenciaciones siguiendo referencias típicas, provistas de sentido de la acción.
Max Weber (1864-1920), abogado, economista y sociólogo alemán, quizá el más importante de todo el siglo XX, conocido por su análisis sistemático de sociología política y del desarrollo del capitalismo y la burocracia.
Weber nació el 21 de abril de 1864 en Erfurt, y estudio en las universidades de Hiedelberg, Berlin, y Gotinga. Letrado en Berlin (1893), enseñaría economía en las universidades de Friburgo (1894), Heidelberg (1897) y Munich (1919). Fue editor, durante algunos años, del Archiv fur Sozialqwissenschaft und Sozialpolitid, publicación alemana de sociología. Queriendo refutar el determinismo económico de la teoría marxista Weber combinó su interes por la economía con la sociología, en un intento de establecer,a través de un estudio historico, que la relación causa-efecto histórica y no solo dependía de variables económicas. En su obra, Die protestantische Ethik und der Geist des Kapitalismus (la ética protestante y el espirutu del capitalismo, 1904-1905), intentó demostrar que los valores éticos y religiosos calvinistas habían ejercido una importante influencia en el desarrollo del capitalismo. Volvió sobre este tema en sus últimos libros, al estudiar las religiones asiáticas y concluir que las ideas religiosas y filosóficas imperantes en las culturas orientales habían impedido el desarrollo del capitalismo en estas sociedades, a pesar de la existencia de factores económicos favorables para que se produjera dicha evolución. Otras obras esenciales son: Economía y Sociedad (publicada póstumamente en 1921) y El político y el científico. Max Weber impulsor de la "sociología compulsiva", aborda el tema del sentido y de la comprensión. Comprendemos si podemos explicar. En este sentido, define una implicación de los métodos. Explicar y comprender son complementarios, no quiere decir que esten confundidos. La explicación causal es para Weber garantía de cientificidad. Quiere respetar la peculiaridad de los hechos sociales, culturales, históricos...que tienen sentido y por ello aparecen siempre significativamente al investigador. Ante el ideal de una ciencia neutral, sin valores, sin supuestos, expone y argumenta la función epistemológica que tienen los valores en la investigación científica en las ciencia humanas y sociales. Sin valores desaparece el objeto a estudiar por estas ciencias. El solo análisis lógico-empirico es incapaz de captar el sentido y la significatividad de los fenómenos socio-culturales. "No existe ningun analisis científico "objetivo" de la vida cultural o bien de los "fenómenos sociales" que fuese independiente de perspectivas especiales y parciales que de forma expresa o tácita, las eligiese, analisase y articulase plasticamente. La razón se debe al caracter particular del fin de conocimiento de todo trabajo de las ciencias sociales que quiere ir más allá de un estudio meramente formal de las normas -legales o convencionales- de la convivencia social. La ciencia social que quiere practicar es una ciencia de la realidad. Quire comprender la peculiaridad de la realidad de la vida que nos rodea y en la cual nos hallamos inmersos. Por una parte, el contexto y el significado cultural de sus distintas manifestaciones en su forma actual, y por otra las causas de que históricamente se halla producido precisamente así y no de otra forma. E´l punto de partida de interés por las ciencia sociales está en la configuración real, esto es: individual de la vida sociocultural que nos rodea. Y todo ello en su contexto universal, pero no por ello menos individual, y en su devenir a partir de otros estados socioculturales, naturalmente también individuales. Alfred Schutz (1889-1959), se interesó muy pronto por la obra de Max Weber especialmente por su intento de establecer un fundamento metodológico coherente para las ciencias sociales. Pronto percibió una serie de problemas lógicos implicados en los tipos ideales y otras ideas centrales de Weber, como el siginificado y la comprensió interpretativa. Al buscar una teoría coherente del significado se encontró con Husserl y su análisis fenomenológico. En 1932 aparece su fenomenología del mundo social, que es su primer intento de relacionar los conceptos fenomenológicos con la sociología de Weber. Shutz murió sin poder presentar en una obra orgánica el resultado de 27 años de estudio y búsqueda acerca del mundo de la vida y su análisis científico. A partir del material redactado T. Luckman completó las estructuras del mundo de la vida, Buenos Aires, 1977 (original, 1973).