lunes, 3 de septiembre de 2007

Ejercicio 2

Hernandez Romero J. A./3 sep 2007/enfoques sociológicos

¿Cuáles son las dos “culturas” en las ciencias sociales de las que habla I.W.?
La filosofía y la ciencia, la segunda se separó de la primera entre 1750 y 1850.
¿Cuándo y cómo se institucionalizaron las ciencias sociales?
A partir de la última parte de siglo XIX y lo hicieron a la par de la discusión de la metodología: Por un lado los humanistas (o epistemología ideográfica) que buscaban el acercamiento y la comprensión del objeto de estudio o por el otro quienes buscaban el método riguroso de las ciencias naturales (epistemología nomotética).
¿Cuáles fueron las tres disciplinas para estudiar el mundo moderno que eligieron ser nomotéticas?
La economía, la política y la sociología.
¿Qué es una disciplina ideográfica? (señala dos disciplinas de este tipo)
La geografía por el uso de la simbología para representar gráficamente objetos de mayor dimensión.
En cierto modo la psicología al interpretar los símbolos de las expresiones humanas.
¿Considera I.W. que en el siglo XXI hay certidumbre o incertidumbre acerca de la validez de los límites disciplinares en las ciencias sociales?
Planea que todo depende de lograr un pretendido consenso entre la ciencia de la complejidad y los estudios culturales. Pero también abre la puerta y supone que, de darse un cambio contra la división actual (que llama trimodal), no sabe en dónde quedarían ubicadas las ciencias sociales.
¿Cuál es el problema principal de los movimientos opuestos a la división disciplinar, según I.W.? ¿Cuál es el otro problema que él menciona?
Que cada uno de ellos a buscado legitimación por separado, no se han puesto de acuerdo los estudios culturales ni las ciencias de la complejidad, por lo tanto trabajan por separado, además de la propia resistencia que se encuentran en sus propios campos de acción.
¿Cuáles son las dos fuerzas que contribuyen a derrumbar (según I.W.) la capacidad de auto-reproducción de las disciplinas?
El trabajo real de los académicos más prolíficos o activos y los financieros de universidades, fundaciones públicas y privadas, gobierno estatal y de la federación, es decir los que financian las investigaciones.
¿Cuáles son las tres consecuencias principales que I.W. detecta a raíz del movimiento de tijera generado por el aumento constante de la población estudiantil y la restricción en los recursos financieros a las universidades?
Que los profesores den más horas de clases y que se alejen los académicos de mayor prestigio de las universidades, lo que Wallestein nombra como “secundarización” y la reducción de los recursos a las universidades llo que los obliga a crear nuestra estructuras (más baratas por supuesto) para hacer frente a esa contingencia.
(En el caso de los gobiernos panistas de los últimos años, está documentado periodísticamente que la tendencia es seguir reduciendo esa inversión per capita para las universidades públicas con la insana intención de privatizarlas a como dé lugar, que sea una minoría la que tenga acceso a la educación superior y el resto de la población siga su camino hasta convertirse en un pueblo ignorante ¿o es que ya llegamos a dicho destino?)
¿Cómo responde I.W. su propia pregunta en cuanto al rumbo de las ciencias sociales?
Realza su importancia y pugna por una combinación de humildad, conciencia y equilibrio para lograr un avance en el presente siglo pero sabe que de las luchas sociales depende su nueva forma, si los poderosos de apropian de esta herramienta o los oprimidos ven una guía que los saque adelante.
¿Estás de acuerdo con sus predicciones?
Sí, puntualiza el pasado, por lo tanto nos ubica en el contexto y nos planea las posibilidades en este amanecer del siglo XXI.
¿Qué enseñanza encuentras en el texto de I.W.?
Una visión amplia y reveladora, -sobre todo para quienes comenzamos a internarnos en las ciencias sociales-, tanto de la histórica división de la filosofía y ciencias sociales, como de las disputas entre las corrientes de las ciencias naturales y humanidades.