lunes, 8 de octubre de 2007

Marx

RamírezValdéz_enfoques_ejercicio5_Marx_081007
Marx propone primeramente una división de clases, la clase dominante y el proletariado. El poder material, se encuentra en manos de la clase dominante, esto es; que disponen de los medios para la producción material. Nos dice que a través de la historia se ha planteado siempre que el poder espiritual, es decir, las ideas que imperan, están también en manos de ésta clase, pues el proletariado no se encuentra en condiciones de producir espiritualmente.

Sobre la división del trabajo y las clases sociales. Hay una separación entre la ciudad y el campo, la barbarie comienza a trasladarse a la civilización. Se genera una necesidad de administración, separación de la población en dos clases que se basan en la división del trabajo y en los instrumentos de producción. Entiendo con esto que, la clase dominante, al disponer de los medios de producción, somete al proletariado a la división del trabajo que ellos deciden conveniente.

Cuando Marx dice “En la realidad, los métodos de la acumulación originaria fueron cualquier cosa menos idílicos.” Se refiere a que esta llamada acumulación originaria no fue en ninguna manera agradable. Idílico es un adjetivo, sinónimo de ameno, agradable o maravilloso.

La visión de Marx se ajusta, por supuesto, a un análisis macro de la sociedad, abordándolo desde un punto de vista económico.

Más que académicos, son un análisis de la sociedad desde una perspectiva económica, podría ser como un ataque o fuerte crítica a la sociedad. Podrían ser académicos en el sentido de que toca aspectos históricos, y deduce una división de clases, es decir, hay una investigación anterior para explicar su idea de esta determinación de las dos clases.

Marx nació en Tréveris, Prusia, 5 de mayo de 1818. Filósofo, historiador, sociólogo y economista, escritor y pensador socialista alemán. Padre teórico del socialismo científico y del comunismo. Gran revolucionario, maestro y jefe del proletariado mundial, creador de la economía política proletaria. En 1842, a los veinticuatro años de edad, fue nombrado jefe de redacción de la “Gaceta renana”, en Colonia. Ya entonces sostiene la idea de que se ha de suprimir la propiedad privada por vía revolucionaria, y desde las posiciones de demócrata revolucionario pasa a las del comunismo.

A la ley que se refiere Engels es sobre lo que Marx decía acerca de que el hombre ante todo, tiene necesidades corporales, antes de hacer política o antes de sus creencias espirituales, que después de esto viene el desarrollo de los pueblos y la creación de instituciones. La otra es “La ley específica que mueve el actual modo de producción capitalista y la sociedad burguesa creada por él.”

El discurso es, sin duda, de un hombre bastante fiel a Marx, se deja ver la gran admiración que éste le tenía, me parece emotivo debido la carga sentimental que, al parecer, conlleva.

Ejemplos particularmente importantes de revoluciones inspirados en el marxismo son los movimientos socialdemócratas de la Europa del siglo XX, el bolchevismo ruso, la Unión Soviética y otros países del bloque oriental, Mao, Fidel Castro, Ernesto "Che" Guevara, Santucho y otros revolucionarios en países agrarios en desarrollo.

Marx más que otra cosa fue un revolucionario, no un sociólogo, sobre esta disciplina, consideraba que sus principales pensadores eran un conjunto de burgueses que sólo hacían análisis social para ellos y su gente.

La obra más famosa de Marx es El capital, otros escritos de él son; La ideología alemana, su Críticca de la filosofía del derecho de Hegel y Tesis sobre Feuerbach.

La principal aportación de Marx fue esa determinación de un socialismo concreto, de esas ideas revolucionarias de formar una democracia desde abajo, la idea de no sólo interpretar al mundo sino transformarlo, ideal que en insistentes ocasiones se ha dejado ver en los llamados movimientos revolucionarios.

Algunos autores que siguen la ideología marxista son Saskia Sassen, Erich Fomm y Antonio Labriola.

Las afirmaciones de Marx me parecen bien fundamentadas, sobre todo porque tienen mucho valor para la clase dominada, es decir, son afirmaciones que realmente mueven masas, despiertan ideas y sentimientos de lucha, de resistencia hacia esa dominación que oprime al pueblo día con día. Me parece un texto de utilidad para entender la historia de las ciencias sociales, pero sobre todo para comprender procesos históricos de nuestra sociedad, de la evolución del pensamiento de la humanidad en general, no sólo, pues, de las ciencias sociales. Es compatible con todas las ciencias sociales.