domingo, 9 de diciembre de 2007

Ejercicio 7 Giddens

1. La propuesta básica de Giddens en los cuatro textos es: ampliar el estudio y la crítica evolutiva social del siglo XIX. Definiendo las problemáticas importantes del pensamiento social. Basándose en la reflexión del nuevo método sociológico.
2. La relación existente entre las diversas partes que componen cualquier sociedad humana es semejante a la relación que guardan entre si los órganos de un ser o un organismo vivo.
3. Proveer concepciones de la naturaleza de la actividad social humana y del agente humano que puedan ser puestas al servicio del trabajo empírico. La principal preocupación de la teoría social es idéntica a la de las ciencias sociales en general: la elucidación de los procesos concretos de la vida social.
4. Esta dirigidas para aquellos sociólogos que ejercer sus trabajos a la comprensión únicamente. Sin tener en cuenta lo que Giddens consideraba práctico e importante como la reflexión y el método sociológico nuevo.
5. Al buscar los nuevos atributos de estas nuevas reglas sociológicas podemos enumerar bastantes pero las más sobresalientes a comparación del método utilizado y ponderado por Durkheim son: la onda explicación acuñada por Giddens, la mediación utilizada hermenéuticamente de formas diferentes, hace una demostración explicita de la producción y reproducción de la sociedad como resultante de un crear u obrar humano.
6. El individuo influencia directamente la estructura sin individuo no existe el estado y sin él la sociedad. Po ello la conducta intencional está en su análisis.
7. El papel que desempeñan las reglas sociales son: explicación de toda actividad social para obtener muestras o características aplicables y conocidas para que se ampare de ellas el investigador sociológico, estas reguladas por mediciones y observaciones.
8. Sí aunque está un poco confuso pero me proporcionaría más información y preparación actual.
9. Levi Strauss por la importancia del lenguaje en la sustentabilidad sociológica
10. Demasiado importante es así mismo la evolución más contemporánea de la clasificación o la obtención de medios o herramientas científicas y funcionales. Para nuestra preparación como agentes innovadores de nuestro medio social.
11. Me permiten captar lo importante que es la reflexión de los sucesos sociales y la participación de actores sociales, siendo coparticipe en esta misma actuación la intencionalidad de estos actores y la evolución que de esto podría surgir.
12. A tener más interés y esa noción viva de que brinda la observación y la comparación, como agente o como investigador social me hace llegar a las formas más intimas de la recolección informática para mediar los sucesos sociales no como espectador sino como actor social directo.Giddens nació en el Reino Unido el 18 de Enero de 1938 en una familia de clase media baja en el norte de Londres, y fue el primer miembro de su familia en ir a la Universidad. Actualmente está casado y tiene dos hijos. Sus estudios de filosofía los realizó en la Universidad de Hull y en la London School of Economics –que dirige desde 1997-, cuando eran focos de la ultraizquierda en la década del `60. En 1976 fue admitido como profesor en Cambridge, pero durante sus 15 años allí fue nueve veces rechazado para una promoción. Algunos lo atribuyen a su origen humilde. Desde 1997 es director de la London School of Economics and Political Science.
Se le ha concedido, entre otros premios el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2002. Sus libros son: teoría social, Europa en la era global, política y sociología, teorías para una nueva sociedad, en defensa de la sociología. La idea de encontrar una tercera vía en política está siendo ampliamente debatida en Europa, EE.UU. y América Latina. ¿Pero qué es la Tercera Vía? Los defensores de la teoría no han sido capaces de ponerse de acuerdo, y sus detractores rechazan del todo la noción. Pero Giddens muestra que desarrollar la tercera vía en la política moderna no es sólo una posibilidad sino una necesidad, y representa le renovación de la socialdemocracia en un mundo en que las ideas de la vieja izquierda han quedado obsoletas, mientras las de la nueva derecha son inadecuadas y contradictorias. Un nuevo programa socialdemócrata está surgiendo: es sólido, de largo alcance y puede reavivar el idealismo político. Anthony Giddens se propone responder a este desafío desde el inicio de sus planteamientos teóricos; su obra se desarrolla según un itinerario que asume una doble estrategia: suprimir el dualismo entre estructura y acción y revitalizar el pensamiento social crítico en contra de lo que denomina “el consenso ortodoxo”. Tanto el funcionalismo y el estructuralismo como las teorías accionalistas son fuertemente criticadas por Giddens, que considera que las primeras dejan poco espacio a la acción transformando a los agentes en meros soportes de las estructuras, mientras las segundas privilegian al actor pero olvidan los condicionamientos de las propiedades estructurales de los sistemas sociales. Su teoría de la estructuración está constituida alrededor de la idea del carácter fundamentalmente repetitivo de la vida social y diseñada para expresar la dependencia mutua de la estructura y el agente en términos de espacio-tiempo. Ello significa que las prácticas sociales ubicadas en un espacio y tiempo se hallan en la raíz de la constitución tanto del sujeto como del objeto social. En medio de su discurso moderado, Giddens define la estructura como la articulación de reglas y recursos implicados de manera recursiva en la producción de las prácticas sociales. Por lo tanto, la estructura es a la vez un instrumento utilizado por actores en contextos especificables y el resultado de la reproducción de las prácticas. Sostiene Giddens que las propiedades estructurales existen sólo en la medida en que la conducta social es reproducida recurrentemente en el espacio y el tiempo. Las instituciones son los rasgos más duraderos de la vida social; así, hay formas institucionales que se extienden por inmensos recorridos de espacio y tiempo conformando sistemas sociales. Importa entonces subrayar, en consonancia con lo expuesto, la crítica de Giddens a la teoría social: Esta es incapaz de considerar adecuadamente el papel que desarrollan los actores y su relación con las instituciones en la transformación y reproducción social; presenta un tratamiento inadecuado del poder y teorización distorsionada del tiempo y del espacio y, con ello, del cambio social.