sábado, 14 de junio de 2008

LIVIER ESPARZA Y VAZQUEZ CAMARENA- RESEÑA-Libro: Durkheim Emile, “Las reglas del método sociológico,” Madrid, folio, 1999.

EL PLANTEAMIENTO DE SU METODOLOGIA DE DURKHEIM: LA PRIMERA REGLA, DESECHAR SISTEMATICAMENTE TODAS LAS PRENOCIONES
Después de establecer que los fenómenos sociales deben ser tratados como “cosas”, Durkheim formula las reglas principales que son corolarios de la precedente:
“Es necesario desechar sistemáticamente todas las prenociones”.su dudad metódica de Descartes en el fondo no es más que una aplicación de esta regla. Si en el momento de fundar la ciencia, Descartes afirma como ley la necesidad de dudar de todas las ideas recibidas anteriormente, actúa así porque desea utilizar únicamente conceptos elaborados con criterio científico. Por lo tanto, es necesario rechazar, por lo menos temporalmente, todos los que tienen otro origen.
Vimos que el método de Durkheim estaba animado por una idea fundamental, procurar ser independiente de toda filosofía. cuando plantea también que la sociología "no debe tomar partido entre las grandes hipótesis que dividen a los metafísicos”. Pero, más particularmente, filosofía es aquel modo de pensamiento que no se atiene a las cosas, que no trata de observarlas sin agregarles ni quitarles nada. En otro libro del autor se manifiesta claramente. Contestando una observación de M. Weber -y refiriéndose a la moral- Durkheim aclara por qué descarta las teorías de los filósofos. Contesta que a diferencia de la astronomía, la filosofía no tiene como razón de ser expresar adecuada y objetivamente la realidad. La filosofía "jamás se ha dado por finalidad el traducir fielmente, sin agregarle nada, sin quitarle nada" una realidad determinada.
Está claro, filosofía es para Durkheim aquel modo de pensamiento que no se remite a las cosas, que les agrega o les quita algo. Se entiende ahora, entonces, su primera regla, evitar sistemáticamente todas las prenociones. Se trataría de acceder a los hechos sin nociones que condicionen nuestro conocimiento de ellos. Así pues, al criticar la noción de J. Stuart Mill en relación al objeto de la economía política, Durkheim sostiene que Mill la basa en concepciones de su espíritu y no "observando de que condiciones dependía la cosa que estudia", no "en realidades que podemos señalar con el dedo".
Para entender bien el planteamiento de Durkheim recordemos un momento a Comte, a quien reconocía como su maestro: " Nuestro arte de observar –afirma Comte- se compone, en general de tres procedimientos diferentes: primero, observación propiamente dicha, o sea, examen directo del fenómeno tal como se presenta naturalmente" examen directo de los hechos sin prenociones, "subordinación de los conceptos a los hechos". Para Comte "de los modos de pensar, consistentes en ir del hombre al mundo y del mundo al hombre, el segundo se impone."
Para Durkheim "la explicación sociológica consiste exclusivamente en establecer relaciones de causalidad, tratando de vincular un fenómeno con su causa, o por el contrario una causa con sus efectos útiles. Así pues, se compromete con el principio de causalidad y, además, con una concepción determinada de él: sostiene que afirmar que un fenómeno puede tener distintas causas es negar el principio de causalidad; para él un fenómeno sólo tiene una causa
Aún más, estableciendo una distinción entre el medio social general (la sociedad) y los medios particulares (familia, corporaciones profesionales) sostiene el carácter causal determinante del primero, afirmando que "la acción de los medios particulares no podría tener la importancia del medio general; pues a su vez están sometidos a la influencia de este último." Si esto se rechaza, según él, "la sociología no puede establecer ninguna relación causal" Es decir, Durkheim no sólo se compromete con el principio de causalidad, sino que además con una particular jerarquía de las causas. .
Sin embargo, Durkheim no pone en cuestión el concepto de causa, no se pregunta acerca de sus propias prenociones: "sólo los filósofos han dudado jamás de la inteligibilidad de la relación causal. El sabio no lo discute; es un supuesto del método científico". Estamos de acuerdo, es un supuesto, es decir, algo que se acepta antes de la experiencia, algo de lo cual se parte, un principio, una prenoción que Durkheim no logra evitar como quisiera.
Durkheim no se percata que no sólo negar el principio de causalidad implica una postura filosófica, sino que también afirmarlo la entraña. . En consecuencia, está claro, que las concepciones de Durkheim acerca de que la causalidad entrañan concepciones filosóficas determinadas. Más allá de afirmar o negar que estas concepciones de Dukheim sean validas, lo que queda a firme es que su planteamiento se basa en una posición filosófica, por lo cual no es coherente con su propio método cuando afirma que éste es independiente de toda metafísica y filosofía, y cuando sostiene también la necesidad de evitar todas las prenociones.
Creemos haber mostrado que el método propuesto por Durkheim no es independiente de toda posición filosófica, de toda metafísica. Por lo que si es un poco incongruente en lo que dice en es texto de “las reglas del método sociológico”.
Pero también el texto puede servir para alguna investigación basándose en las reglas.