miércoles, 28 de noviembre de 2007

RESEÑA
James Petras
Ediciones abril 2004
imperio vs resistencia
La Habana Vieja, Ciudad de la Habana Cuba.
Diseño: Enique Hernàndez Gomez
321 paginas

James Petras es un sociólogo norteamericano destacado, sobre todo por la crítica que le hace al imperialismo norteamericano, nació el 17 de enero de 1937 siendo hijo de migrantes griegos y actualmente es profesor de sociología y ética política en la universidad de Nueva York. Ha publicado más de sesenta libros y cientos de artículos entre los cuales están: Imperio con imperialismo, Otras formas de terrorismo, El nuevo orden criminal, Potencias en conflicto: una pugna por la hegemonía mundial e Imperio vs Resistencia, siendo este ultimo el libro que decidimos reseñar. Este libro más que ser una obra que James Petras haya escrito con su puño y letra es una recopilación de artículos y entrevistas realizadas al escritor y Enrique Ubieta se encarga de reunir dicha información y en algunos casos traducir los artículos que escribió petras en otro idioma. Después de esta pequeña introducción sobre la vida del autor y algunas de sus obras importantes el motivo al escribir esta reseña es intentar explicar el control que tiene Estados Unidos sobre la economía mundial (hecho que todos sabemos, pero pocos lo aceptan) haciéndole sombra algunos países de la unión Europea y Japón. Las posibles soluciones que da Petras a este problema que acarrea afectaciones a todo el continente americano con la creación de instituciones para aumentar el control de los estadounidenses y dejar fuera a la unión europea y Japón creando o intentando crear ciertas restricciones a estos 2 sectores geográfico-económicos que le hacen competencia a estados unidos en el control económico y militar de Latinoamérica, aunque los europeos solo intentan tener control económico y no militar. El gobierno Norteamericano intenta aumentar su control y poder mundial con la conquista de países de tercer mundo y regiones donde las reservas de petróleo son abundantes y por este motivo ha ocasionado guerras poniendo como pretexto la supuesta búsqueda de armas nucleares. Estas situaciones forman parte del gran plan de su gobierno para aumentar sus riquezas y poder mundial. El gobierno Estadounidense tiene influencia en las decisiones relacionadas con la elección de soldados o jefes del ejército de algunos países del continente Americano como México, Bolivia y Colombia, debido al control militar que ejerce sobre dichos países. En diversas ocasiones hemos escuchado que soldados o agentes del FBI, del servicio secreto o de alguna otra institución o autoridad norteamericana vienen a impartir cursos o a enseñar diversas formas de seguridad o de combatir el crimen en nuestro país aunque como petras lo dice es solo una forma de venir a controlar o imponer ciertas reglas a nuestros elementos de seguridad pública, claro en complicidad con altas autoridades de nuestro país que permiten la entrada de estos elementos a territorio mexicano, y situaciones similares ocurren en los otros países Latinoamericanos mencionados. La doctrina Bush como lo menciona Petras en la construcción desenfrenada de un imperio, esta estableció la estrategia de seguridad nacional de los Estados Unidos el 2 de septiembre de 2002 donde se promueve un único modelo sostenible para el éxito, a través de guerras unilaterales y ofensivas preventivas, y dice Bush que todo país y gobierno que no apoye esta teoría en un enemigo y está a favor del terrorismo. Otro tema que se toca en el libro es de los movimientos sociales que hay alrededor del continente Americano y se menciona, al movimiento de trabajadores desempleados (MTD) en Argentina, las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia (FARC), movimiento indígena de Bolivia (CONAEI) y el EZLN en México como los más importantes y significativos del continente o los que más han hecho a favor de su país. En el caso concreto de nuestro país y el “EZLN” dice que es un movimiento social positivo establecido en Chiapas, cuyo objetivo principal es la proyección de México al mundo, como un país con espíritu y que su gente lucha y tiene expresión y no solo es el patio trasero de Estados Unidos. Otro organismo o institución que fue creado por los Estados Unidos para tener un mayor control sobre el comercio y economía mundial es la creación del ALCA (área de libre comercio de las ameritas) el fin de este organismo es excluir a la Unión Europea y a Japón como competidores de estados unidos en el comercio y exportaciones en países de América latina, para acaparar el poder económico en el continente y como lo menciona petras es el intento de una recolonización de América Latina aunque no de forma abierta.
El imperio informal que viene construyendo estados unidos esta sostenido por tres principales pilares, las guerras e intervenciones militares, operaciones encubiertas de espionaje, las fuerzas de mercado que son apoyadas por las instituciones financieras internacionales, los bancos mundiales y el fondo monetario internacional.
A la caída del socialismo real de la URSS, surge un nuevo anhelo imperial Estadounidense, “la conquista mundial” prevista por “el nuevo orden mundial” de Bush padre después de la guerra del Golfo.
El final de la guerra fría fue el principio del imperialismo, construido alrededor de un sentido de impunidad, una configuración de poder unipolar en el cual Washington se vio a sí mismo como el centro del universo.
IMPERIALISMO Y LUCHA DE CLASES EN AMERICA LATINA.
El imperialismo Norteamericano es edificado gracias a generales militares subrogados, autoritarios de partido-único e instituciones financieras internacionales. A partir de 1975 los golpes de estado militares aniquilaron los movimientos antiimperialistas, regímenes independientes y fuerzas de clases, y pusieron en su lugar a militares-clientes e instituciones socioeconómicas que permitieron a los bancos imperiales y a las multinacionales conquistar las economías Latinoamericanas.
En el sector urbano las pequeñas y medias industrias se hundieron, provocando el crecimiento de un floreciente sector informal y la aparición de fábricas no reguladas donde se explota al obrero.
La construcción imperial es más que nada una forma de lucha de las altas clases. La implantación de dictaduras militares y regímenes neoliberales son los vehículos principales para realizar los beneficios de las corporaciones multinacionales e imperiales, los bancos y los poderosos grupos financieros locales.
Para entender la naturaleza de la construcción imperial estadounidense hay varias dimensiones esenciales que no son tomadas en cuenta por la teoría tradicional de etapa:
1.-la transferencia de decenas de millones de dólares procedentes de fondos de Latinoamérica mal adquiridos por bancos estadounidenses.
2.-La estrategia neoliberal de la construcción imperial ha des industrializado una gran cantidad de países en América Latina y los ha envuelto a mayor dependencia en una serie limitada de productos agro minerales.
3. El aumento de subvenciones Estadounidenses para la exportación agrícola, tarifas protectoras sobre productos agrícolas e industriales, mientras se consigue el libre comercio en América Latina, sugiere que el régimen de comercio latinoamericano se parece más a un imperio mercantilista que a uno de libre comercio.
El proceso de colonización significa que la lucha obrera esta cada vez más politizada y enfocada como al ALCA como instrumento de dominación. Las masivas manifestaciones de campesinos y trabajadores contra el ALCA son el más visible y mejor indicador del aumento de imperialismo con base obrera.
CLASE OBRERA E IMPERIO
La construcción imperial en la base política neoliberal y la intervención militar a tenido un efecto totalmente negativo sobre la clase obrera. En Bolivia hubo pérdidas masivas de empleo en la industria y en la minería, y el crecimiento de un sector informal que se apropia del 80% de de la mano de obra.
El impacto negativo de la construcción imperial, abarca la mayor parte, pero no todos los sectores de la clase obrera. Trabajadores muy organizados de sectores estratégicos en algunos países han sido capaces de resistirse a la ofensiva general del patronado, así como, al empuje del imperio para privatizar sectores claves.
En Colombia, la intervención militar Estadounidense por medio del plan Colombia ha causado asaltos crueles, matanzas y torturas de cientos de líderes sindicales, activistas y afiliados. En algunos casos los patrones han contratado grupos paramilitares para eliminar a líderes sindicales como en la planta de coca-cola. Los efectos sobre la clase obrera presuponen una profunda disminución de la organización y condiciones de vida y laborales.
Desde la conquista española y portuguesa y las subsiguientes incursiones militares británicas, francesas y estadounidenses, el asalariado rural ha sido el actor principal en rebeliones, revueltas y revoluciones populares.
Las guerras subsiguientes de independencia en América Latina operaron en dos niveles: las luchas de comerciantes y propietarios para asegurar el poder del estado, para liberalizar la economía, extender el comercio y apropiarse de las tierras de los nativos; y, en otro plano, las luchas de los esclavos, peones y pequeños arrendatarios para asegurar el acceso a la tierra y la liberación de unas relaciones sociales de producción coercitiva y explotadoras.
La salvaje represión que acompaño a la toma de tierras y el control del trabajo en las fases pos esclavistas, se enfrento a una resistencia masiva en México y en otras lugares.
La revolución Mexicana al menos en sus sectores populares fue consiguiente, no solo un movimiento de reforma agraria, sino también un movimiento antiimperialista, la primera revolución de importancia contra el gran imperio de los Estados Unidos.
En Cuba el movimiento 26 de julio, liderado por Fidel Castro, confisco la mayoría de las plantaciones, tanto las que eran propiedad de norteamericanos como las de los cubanos, y colectivizo la tierra, o la distribuyo a pequeños campesinos. En Perú, en los años 70´s Chile en el periodo de 1966 a 1973, y Nicaragua entre 1979 y 1986 tuvieron lugar a la distribución de tierras, debidas, en parte, a las movilizaciones de campesinos y a la acción directa.
Posteriormente los movimientos campesinos se dividieron entre movimientos oficiales y de oposición, en los que el primer grupo se convirtió en correa de transmisión de la política de estado,
Solamente en Cuba el campesinado fue capaz de consolidar su posición y prosperar, en gran parte, debido a la naturaleza socialista del liderazgo urbano y a sus esfuerzos por intervenir en el campo y convertirlo en el motor de desarrollo.
En el caso de Nicaragua, la guerra declarada por estados unidos atreves de la contra destruyo muchos de los servicios de apoyo creados por la reforma agraria de estado. Y forzó, al mismo tiempo, al régimen sandinista a reasignar fondos presupuestarios destinados al desarrollo agrícola para la defensa militar.
El punto teórico clave es que los movimientos revolucionarios de campesinos a excepción de Cuba han sido incapaces de hacerse con el poder del estado y de reconstruir la sociedad y la economía a su propia imagen, o al menos una manera que consolide y extienda su economía.
ARGENTINA ENTRE LA DESINTEGRACION Y LA REVOLUCION
A comienzos y mediados de los años noventa, las instituciones financieras internacionales, el banco mundial, el fondo monetario internacional, y los países del G-7 alabaron el programa de liberalización argentino como un modelo económico para el tercer mundo. Para esto el presidente Menem y su ministro de economía prometieron al pueblo argentino que formarían parte del primer mundo.
Ahora Argentina se encuentra en un estado absoluto de desintegración, el índice de desempleo se disparo, más de la mitad de la población se encuentra ahora debajo de la línea de pobreza.
En toda la historia de Latinoamérica ningún país ha caído tan rápida y profundamente en un estado de pobreza masiva, ni ha experimentado un colapso económico tan prolongado como Argentina. Aunque a la mayoría de los países latinoamericanos han aplicado políticas neoliberales, ninguno lo han hecho de forma tan intensa y acelerada. Argentina disfrutaba del nivel de vida más alto de la región, la fuerza de trabajo más especializada y calificada, y la dirigencia política más determinada a seguir los preceptos de las IFI´s y los G-7.
El numero de argentinos que viven por debajo del umbral de pobreza ha aumentado de forma geométrica, entre los pobre el índice de indigencia aumento incluso más rápido que el índice general de pobreza.
Las combinaciones de despidos masivos, inflación, y los recortes de raciones de alimentos convirtió a los pobres en indigentes, incapaces tan siquiera de satisfacer sus necesidades alimenticias básicas.
A principios de julio las calles se encontraban agitadas con manifestantes, el crimen estaba fuera de control, profesores universitarios con tres cátedras estaban ganando 200 dólares al mes, se bloqueaban carreteras y los cacerolazos jubilados y miembros de las clases medias empobrecidos se reunían, no solo para demandar el derrocamiento del gobierno, sino también de toda clase política. El aumento de la polarización política en Argentina, ha tomado una variedad de formas políticas y sociales: el levantamiento popular que derroco a La Rúa en diciembre del 2002, la rebelión permanente de las provincias, las constantes movilizaciones de masas de los desempleados (piqueteros) y las asambleas de la gente de clase media y de los barrios de las clases trabajadoras (cacerolazos).
El levantamiento, que termino por obligar al presidente de la Rúa a renunciar y a salir del palacio municipal en un helicóptero, fue la culminación de bloqueos masivos de carreteras de piqueteros desempleados, caceroladas y asambleas de los barrios, movilizaciones provinciales, así como ataques de los gobernadores, alcaldes y funcionarios de gobierno.
PLAN COLOMBIA
El plan Colombia es una política nueva y la continuación de la pasada intervención de los Estados Unidos en este país.
A principios de los años 60´s con el gobierno de Kennedy, Washington lanzo su programa de contrainsurgencia y entreno a fuerzas especiales diseñadas para atacar a los enemigos internos. Por lo tanto el plan Colombia es la extensión y la profundización de la guerra interna de Kennedy, ahora realizada por el actual presidente.
Bajo Kennedy, la contrainsurgencia se basa en la amenaza del comunismo internacional; hoy, la justificación se encuentra en la amenaza de la droga. En ambas instancias existe en una negociación total de la base histórica y sociológica del conflicto.
El plan Colombia es un programa de miles de millones de dólares a largo plazo que incluye el envió de armamento moderno a gran escala. El plan Colombia es entonces la continuación y el aumento de la política de los EEUU, basada en objetivos estratégicos similares adaptados a la nueva realidad mundial.
El éxito de Washington en esta zona se sustenta en el uso del territorio de Estado, el desplazamiento masivo de la población, los gastos a gran escala y a largo plazo, en los asesores militares y en la oferta de un arreglo político que implica la reincorporación de los comandantes guerrilleros a la política electoral.
Finalmente una alianza colombiano-venezolana-cubana, seria una fuerza económica, política-militar formidable, capaz de resistir la agresión imperial y las presiones económicas y ayudar a otros países de la región que quieran moverse hacia la transformación social. Esto debido a los recursos naturales, materia prima, gobierno, industria, entre muchas otras socas que tienen estos tres países, seria la unión perfecta para terminar con el poder económico ejercido por los Estados Unidos sobre el continente americano.