viernes, 13 de marzo de 2009

Reseña de Cuestiones fundamentales de sociología

¿Qué estudia la sociología?
Qué nociones o conocimientos elementales trata la ciencia de la sociedad. Alguien que se ha preocupado por esta cuestión es Georg Simmel en Cuestiones fundamentales de sociología. Sociólogo que sociologea a pequeña escala, es decir, realiza la pequeña sociología.
Problemas como individuo y sociedad, libertad e igualdad, socialismo e individualismo, son tratados con las nociones simmelianas; la sociología filosófica.
“La tarea de explicar lo que es la ciencia sociológica encuentra su primera dificultad en el hecho de que su pretensión de llevar el título de una ciencia no es en absoluto incuestionable, y que aun donde se le quiera conceder este título, se extiende un caos de opiniones sobre su contenido y sus metas, que en sus contradicciones y falta de claridad alimentan siempre de nuevo la duda de si uno se las tiene que ver, en general, con un planteamiento científicamente fundado”.
Esto, sin duda, es un gancho al hígado hacia la sociología durkheimiana.
La monomanía sobre el método científico que caracterizaba al sociólogo francés Durkheim, le impidió articularse en la abordación de otros temas. Emilio Durkheim se propuso hacer una ciencia de la sociedad pura, la sociedad en sí, y lo logró. En lo personal, fue un gran asombro lo que realizó en su obra. Inmediatamente, después de realizar la lectura de La división… llegué a conjeturar que Durkheim es el primer sociólogo en encontrar la sociedad; más preciso, encontró la cohesión social. Sin embargo, fue un asombro pasajero, como sucede después de conocer algo nuevo e interesante, sobre todo. Pero después de éste, se percata uno de que Durkheim cometió un gran error. Él encuentra únicamente una parte de la sociedad por lo siguiente: la sociedad pisa otras dimensiones (económica, jurídica, política, histórica, etcétera); y muy importante, también, como para escribirlo con mayúsculas, es que LA SOCIEDAD SE ENCUENTRA DENTRO DE UN ESTADO. De lo último, Durkheim prescindió totalmente. Hoy, mejor que nunca, sabemos que la sociedad no está del Estado; al contrario, mucho de éste afecta a aquélla. La solución durkheimiana, vale mencionar incluso, para los problemas sociales –como en su terminología: patologías sociales, anomia, crisis financiera, etc.- no es más que otra forma de instauración de un Estado.
Esto es lo que ha excitado profundamente mi interés por realizar un vademécum de la sociología, es decir, un tratado sobre las nociones más importantes para el estudio de la sociedad. Pero, sobre todo, de la sociedad actual; y, mejor aún, a la sociedad a la que pertenezco, porque esto será lo que me impulse a agregar mi noción a su estudio, como lo hicieron Durkheim, Simmel, Weber, Marx, etc., en el mismo.
Esto, no cabe duda, tarea nada fácil.