domingo, 14 de junio de 2009

AUTOR

Lévi-Strauss

28 de Noviembre de 1908

Antropólogo francés que representa una de las grandes figuras de su disciplina. Es fundador de la antropología estructural e introduce a la Ciencias sociales el enfoque estructuralista que se basa en los trabajos de lingüística de Saussure.

Su obra ha influido dentro y fuera de la antropología, por lo que es considerado uno de los intelectuales más destacados del siglo XX.

Su primera obra fue publicada en 1940, después de realizar su trabajo de campo etnográfico de exploraciones en el Mato Grosso y la selva amazónica. Al ser su primer trabajo de campo en la antropología, forjó su identidad como profesional de la disciplina. El resultado de este trabajo es uno de los más importantes, con una crítica favorable de Simone de Beauvior, que la vio como un importante estudio de la posición de la mujer en las culturas no occidentales. Su obra fue análogo del libro de Durkheim, las formas elementales de la vida religiosa. Las estructuras elementales de parentesco, reexaminó la organización de las familias.

Antropólogos británicos como Reginald Radcliffe-Brown sostenían que los parentescos se basaban en la ascendencia de un ancestro en común, pero Lévi-Strauss pensaba que estos tenían más que ver con la alianza entre dos familias, cuando la mujer de un grupo se casaba con el hombre de otro.

Las teorías de éste autor están publicadas en Antropología Estructural (1958). La influencia de Durkheim y Mauss en sus obras, propone la aplicación del método estructural de las ciencias humanas. Menciona que un legítimo análisis científico debe ser explicativo.

Lévi-Strauss destaca entre los investigadores que afirman que las diferentes culturas de los seres humanos, su comportamiento, formas de lenguaje y mitos muestran la existencia de modelos típicos a toda la vida humana.

A consecuencia de sus estudios, hoy en día se tiende a rechazar los enfoques etnocentristas en la investigación etnológica humana a favor de los estudios encaminados a comparar las tecnologías de los pueblos primitivos en oposición a Occidente.

Entre sus libros cabe citar: Estructuras elementales del parentesco (1949), Raza e historia (1952), un famoso ensayo-manifiesto que escribió por encargo de la UNESCO para contribuir al programa de lucha contra el racismo; su autobiografía Antropología estructural (1958), Tristes trópicos (1955) y El pensamiento salvaje (1962). En 1964 publica el primer volumen de Mitológicas, que comprende:

Lo crudo y lo cocido (1964), De la miel a las cenizas (1966), El origen de las maneras en la mesa (1968) y El hombre desnudo (1971).